Alíate con las mamparas y consigue el orden soñado para tu casa

Las mamparas han venido para quedarse y aunque, cuando toca limpiarlas no suele ser una tarea muy entretenida, su funcionalidad e integración las han convertido, sin embargo,  en las imprescindibles de los baños de hoy en día.

Y es que, paradójicamente, son lo más limpio y seguro que un baño puede ofrecer. Protegen de salpicaduras, salvaguardan la integridad de los muebles cercanos y, sobre todo, evitan caídas innecesarias debido a suelos mojados. Además, gracias a ellas, nos olvidamos de lavar y renovar continuamente las cortinas plásticas para que sus bajos no queden oscurecidos por el moho.

Pero, para quedarte realmente satisfecho, con tu mampara: lee atento.

–      Pon los cinco sentidos al elegirla. Asegúrate de que se adapta a tus necesidades, ya tengas ducha o bañera. El sistema de apertura es muy importante si tienes niños o personas con movilidad reducida en casa. El sistema de protección antical de vidrio para limpiarlo, también: ¡ahora puedes elegir algunas que son más fáciles de limpiar y mantener!.

–      Más allá de las tendencias, déjate asesorar por expertos. Aunque ahora mismo menos es más, busca siempre modelos que encajen con el resto de características de tu baño, que se integren con el ambiente. En AQUA MOBEL recomendamos perfiles muy estrechos, poco visibles, con ángulos rectos, pero el material, lo eliges tú: el vidrio, hoy en día, es, con diferencia, el material más utilizado, tanto en su variante transparente como en diversos acabados mateados o traslúcidos, e incluso personalizados. Poor suerte, casi todos los fabricantes nos permiten personalizarlas. Otra alternativa, hace unos años muy utilizada y actualmente un poco menos, es la placa acrílica (PMMA); a pesar de haber menos modelos en placa acrílica, sigue siendo una variante que aporta más ligereza a las puertas, normalmente correderas, debido a su menor peso.

–      En baños pequeños, apuesta siempre que las dimensiones lo permitan, por puertas de corredera. Cualquier otra opción es robar espacio a tu baño. No obstante, si lo que quieres es que prácticamente no se aprecie, descarta esta opción y apuesta por paneles fijos en combinación, si fuese necesario, con puertas abatibles a 180º.

–      Antes de instalarla, asegúrate de qué tipo de cuidados necesita y, una vez conocidos, cúmplelos con total severidad. No es sólo una cuestión de limpieza e higiene; un mal cuidado de la mampara puede acortar notablemente tiempo de vida.

close
Facebook Iconfacebook like buttonEscríbenos