¿Cuál es el secreto de un baño bien diseñado?

A menudo nos preguntamos cuál es el secreto de un baño perfecto y, en la mayoría de ocasiones, la respuesta radica en el diseño. Nos encantaría descubrirles que esto tiene un solo truco, pero, la realidad, es que son muchos los conceptos a tener en cuenta para conseguir ese diseño 10.

Combinar de la manera más eficaz lo estético con lo funcional es el gran reto de los diseñadores o, simplemente, de aquellos que deciden cómo será su casa, sin ayudas externas. Para ponértelo más fácil, desde nuestros más de 20 años de experiencia, vamos a darte algunos consejos.

Elige, de antemano, cuáles van a ser las zonas protagonistas. Habitualmente, coinciden con los espacios visuales más destacados en la línea imaginaria que une la puerta y la ventana del baño – si la hay.

A la hora de seleccionar dichos espacios, intenta, sobre todo, no obstruir la visión de la ventana con muebles o repisas.

Aquellas zonas que a la vista no resalten serán las que utilizaremos para colocar los elementos que, estéticamente, no nos gustan tanto. La cesta de la ropa puede tener un diseño único y queremos que se vea, pero también puede ser una pieza más y relegarla a esas esquinas que no destacan. Está en tu mano, ¡y en tu vista!

Sin efecto tubo

Siendo realistas, y aunque a veces tengamos en mente un baño espectacular, hemos de  adaptarnos al espacio del que disponemos. Si en tu caso se trata de un espacio alargado, evita el efecto ‘tubo’ colocando todo el mobiliario en un solo lateral. Visualmente, habrás conseguido el resultado deseado. Los efectos en los mosaicos de la pared o del suelo, son también grandes aliados. Huirás del tubo también si eliges la iluminación adecuada.
Alturas

A la hora de acertar en el diseño del baño, también has de tener en cuenta las alturas disponibles. Si está en un altillo o similar, busca la manera de que no haya que encogerse en ningún momento; ante todo, la comodidad. Si tienes un techo inclinado, da la importancia que merece al efecto visual y la comodidad en el uso de los elementos que se instalen en esa zona. Un espejo debajo de ellos puede caber, pero no permitir que nos veamos completos.

Es importante que, si vamos a elegir bañera en vez de plato de ducha, contemos, al menos, con dos metros de altura, pues evitaremos golpes en la cabeza al incorporarnos.

close
Facebook Iconfacebook like buttonEscríbenos