En la decoración de tu baño: los pequeños detalles, suman

El baño es una de las estancias más importantes de una casa, un espacio de paso, pero también donde poder pasarnos horas disfrutando de nuestras rutinas de higiene y cuidado. Es parte esencial de cualquier hogar; su uso cotidiano influye en nuestro bienestar y guarda una gran carga emocional. De ahí que de vez en cuando haya que pararse a pensar en él, concederle atención y mimos y potenciar su distribución o mobiliario para disfrutar más y mejor de él.

Después del trasiego o del relax del verano, sea cual sea tu experiencia, es buena idea abordar ciertas tareas pendientes o cuestiones clave relacionadas con la vida doméstica y las rutinas diarias.

¿Por qué no aprovechar ese baño pequeño o ese aseo de la casa para colocar un plato de ducha con una mampara curva en una esquina?

Quizás ya has barajado esta posibilidad cuando te has planteado hacer alguna reforma o a lo mejor tienes la suerte de estar a punto de estrenar casa nueva.

Elegir correctamente las mamparas de baño es importante, no sólo en lo que a los aspectos decorativos se refiere, sino también por la funcionalidad que ofrece. Si el cuarto de baño es pequeño, lo mejor es elegirla de vidrio trasparente, y semicurva, para ahorrar espacio y para que no agobie visualmente.

Si, por el contrario, no tienes problemas de espacio puedes elegir entre un amplio abanico de estilos: contemporáneo o vintage, de cierre parcial o que cierre por completo, con marco o sin él.

Los pequeños detalles, suman.

Los espejos, flores, cuadros, e incluso las lámparas, te aportarán el toque estrella en tu baño, para conseguir el aspecto que siempre has deseado.

Los espejos: Se utilizan para agrandar visualmente el espacio, además de la utilidad indiscutible que tienen en un baño. Puedes poner uno grande encima de los lavabos o dos en paralelo para jugar con la simetría.

Las flores: Desde flores secas aromatizadas en un cesto, flores artificiales en una botella de cristal hasta pétalos combinados con velas en un plato, ayudarán a tu baño, a para crear un clima acogedor y relajante.

Los cuadros:  Cuadros pequeños y con una temática común. Crea armonía.

Las lámparas: La lámpara central de tu baño, es la que le dará personalidad. También puedes, para crear un ambiente diferente, colocar distintos focos en puntos estratégicos, como cerca del espejo.

Con estos pequeños consejos, puedes convertir tu baño en el lugar ideal para mimarte y relajarte cada día.

 

 

close
Facebook Iconfacebook like buttonEscríbenos