Materiales: ¿cuáles elijo para mi lavabo?

Casi siempre, cuando hablamos de baños, hablamos de decoración, estilo e imagen. Si bien es importante, también debemos centrarnos en los materiales de los elementos que lo componen. En AQUA MOBEL te contamos los secretos para que un lavabo, además de bonito, sea perfecto para nuestro baño.

Aunque sea un espacio pequeño  en comparación con las otras estancias, una buena elección es clave para que a lo largo de los años que vamos a pasar con él, estemos satisfechos de la elección que realizamos en su momento. El lavabo será clave y, los materiales que lo componen, también.

Como en todos los ámbitos, todos los materiales tienen ventajas y desventajas, que, además, no tienen que estar relacionadas directamente con la calidad de los mismos.  Por ello, vamos a desgranar los detalles de hasta siete materiales, con el objetivo de que, si estás en pleno proceso de selección, te podamos ayudar.

Muy conocidos desde siempre, ya que han sido los más habituales, son los lavabos de cerámica esmaltada, idóneos para estar en contacto con el agua por su impermeabilidad. Su estética brillante, la gran variedad de medidas y modelos y su precio asequible los convierte en una elección bastante común.

Otra opción que resultará muy duradera y se mantendrá inalterable con el paso del tiempo son los lavabos de mármol, elegantes por excelencia. Eso sí, habrá que ser cuidadosos y evitar el uso de productos abrasivos.

La resina es un material artificial muy apto para diseños minimalistas y con muy buen precio. Destaca por su resistencia e higiene. Si la elegimos de buena calidad, de esas que no noten el paso de los años, su precio es más elevado.

Dada su capacidad para ser fabricado en colores, el cristal se está convirtiendo en tendencia para lavabos. Es importante que sea óptico, para evitar que cuando miremos el lavabo de perfil no se vea el borde de la encimera de color verde. En sus puntos negativos encontramos, como principal, su facilidad para ensuciarse.

Innovación

A priori, la madera no parece muy común en la elección de nuestro lavabo; pero sí, al igual que la piedra y el cemento, son pura tendencia y ofrecen unos resultados muy atractivos.

Y es que, aunque la madera y el agua no son demasiado amigas, la investigación ha hecho que se encuentren tratamientos que la hacen impermeable y muy resistente.

Respecto a la piedra, es un elemento aislante que, con todas sus características y colores, nos da una amplia gama de opciones. El cemento, a pesar de su ligereza y resistencia, da un estilo un poco más industrial.

Ahora, conocidas las características, ¡déjate asesorar por nuestro equipo!

close
Facebook Iconfacebook like buttonEscríbenos