Mayores y niños: los consejos para que su baño sea seguro

Por todos es sabido que el baño y la cocina son los lugares de la casa en los que más accidentes suceden. Por su riesgo, consideramos que los colectivos de niños  y ancianos deben estar protegidos ante lo que pueda pasar. ¿Cómo? Con algunas pautas que harán de tu casa un lugar más seguro. Y es que la prevención es la mejor medida de seguridad.

La pérdida de estabilidad nos lleva a caídas. Aunque no importa la edad que tengas, sí que es cierto que un resbalón en la bañera tiene mayores consecuencias con 80 que con 16 años. Por ello, es buena idea apostar por platos de ducha antideslizantes y asideros en la pared. Una alfombra con el revés antideslizante a la salida de la ducha también nos ayudará en esta tarea.

Es importante, asimismo, controlar los cortes que se puedan producir. Cuchillas, maquinillas o tijeras deben estar situadas a buen recaudo, donde los más pequeños no puedan acceder. Los muebles de baño con puertas con cierre o en alto serán tu mejor opción.

La electricidad y el agua tampoco son buenos amigos. Planchas, secadores, maquinillas de afeitar… Si queremos evitar electrocuciones, lo mejor es tenerlo todo en un lugar seguro. En este sentido, es conveniente evitar los alargadores o las regletas en los baños. ¿Por qué correr riesgos innecesarios?

Con algunos de estos aparatos es conveniente tener cuidado, pues pueden producir quemaduras dadas sus altas temperaturas. Lo mismo ocurre con el agua que sale de nuestros grifos, fuente del mayor número de quemaduras que se producen en la casa. Si no quieres que pequeños, -y no tanto-, lo sufran, apuesta por grifería termostática con tecnología que permite regular la temperatura de uso. Eliges la temperatura idónea, abres el grifo, ¡y a disfrutar de tu baño!

Si además buscas la perfección, la tecnología Cold Touch será tu mejor aliada, pues se encarga de que el cuerpo del grifo no se caliente excesivamente. Algunos grifos termostáticos cuentan también con el sistema Safety Block, un doble tope de seguridad que impide que se superen los 38 grados de temperatura.

Por último, es imprescindible alejar del alcance de los niños los medicamentos y productos de limpieza: ni a la vista ni al alcance de sus manos. Dado los comunes despistes de las personas mayores, ocurre igual. Sólo se recomienda facilitarles la medicación cuando la necesiten y bien suministrada.  Es la mejor manera de evitar intoxicaciones.

close
Facebook Iconfacebook like buttonEscríbenos