Seis ideas para convertir tu baño en un spa

copy-of-aquamobel-7-octubre

¿Eres de los que muere de amor cada vez que tiene la oportunidad de ir a un spa? ¿Sueñas con tener uno en tu propia casa pero eres consciente de los gastos que conlleva y del poco tiempo que tendrías para disfrutarlo? En AQUA MOBEL te contamos cómo conseguir esa sensación de relax y placer sin salir del baño de casa, del baño de toda la vida.

1- Que su limpieza sea exquisita: Puede parecer una idea obvia, pero es el punto de partida de todas las demás. En un spa nunca encontrarás una mota de polvo. Procura que en tu baño tampoco.

2- Elige tu aroma favorito: entre jabones, sales y velas, escoge los aromas que mejor te hagan sentir. Lavanda, romero, aceite de argán…El gusto es tuyo. La aromaterapia está asociada a sensaciones positivas y estas son, precisamente, las que buscamos en este momento que vamos a crear.

3- Hazte con un albornoz: colgarlo en los percheros o tras la puerta del baño dará sensación de paz. Además, te acurrucará cuando salgas de la ducha, eliminando toda posibilidad de que tengas algo de frío. ¿Cómo nos vamos a resistir?. Recuerda que el blanco es nuestro color favorito en esta aventura.

4- Ponte en tu momento DIY (Do It Yourself) y crea un tarrito con rosas y perfume. Aprovecha una fragancia que esté apunto de agotarse y dale ese toque especial. Las rosas frescas, en este caso, son buenas aliadas. Combínalas con un poco de agua y obtendrás un resultado perfecto.

5- Toallas blancas: Bien dobladas, sobre las repisas, te darán una sensación de tranquilidad inigualable. Puedes acompañarlas de un cesto de mimbre, un jarrón, elementos decorativos asociados a un ambiente de hotel o centro de belleza.

6- El estante de la bañera, bien equipado: lo ideal es que dicha balda esté a mano, que evite que nos tengamos que mover para coger las sales, el guante exfoliante o aquella crema hidratante aromática que se puede usar bajo la ducha. El verdadero relax comienza una vez estás en la bañera.

Velas, un platito con arena y conchas del mar, piedras decorativas… Las opciones son infinitas y el límite a la creatividad lo pones tú. Crear un ambiente de spa sin que nuestro bolsillo se vea afectado es posible con ideas más simples. Si además tienes la posibilidad de añadir una bañera de hidromasaje, ya no tienes excusa. Tómate, al menos una vez a la semana, un momento para ti y tu cuerpo y tu sonrisa lo agradecerán.

 

close
Facebook Iconfacebook like buttonEscríbenos